Sirven los suplementos de proteínas

¿Sirven los suplementos de proteínas?

Es muy común entre quienes no se han adentrado en el mundo del fitness preguntarse si sirven los suplementos de proteínas. Los suplementos de proteínas son una de las maneras más eficaces de obtener nutrientes. Lo fácil que resulta ingerirlos, además, del alto valor nutricional que aportan a nuestro organismo son solo unas de las opciones por las cuales este tipo de alimento ha calado en el público.

Sin embargo, una de las dudas que pueden surgir para incluirlo en nuestra dieta diaria es si, en realidad, aportan la misma cantidad de nutrientes al organismo, y, en caso de que sea así, si tienen la misma calidad que aquellos nutrientes que adquirimos al consumir comidas como un trozo de bistec, un muslo de pollo, una ensalada de brócoli, entre otras.

Sí sirven los suplementos de proteínas, por supuesto que sirven. Los suplementos de proteínas son útiles porque proporcionan una gran cantidad de proteínas y por norma general incluyen pocas calorías en su composición. Los suplementos proteicos son una gran opción nutritiva sin incluir elevadas cantidades de carbohidratos o grasas en su composición.

¿Son tan buenos los suplementos de proteínas como los alimentos naturales?

¿Generan el mismo beneficio que las proteínas derivadas de los alimentos?

Los suplementos de proteínas son una excelente opción para obtener este macronutriente. Su consumo garantiza el aporte nutricional indicado, además, puede hacerse de manera controlada, ya que es muy fácil determinar la cantidad que vamos a consumir.

En algunos casos, bajo las indicaciones de especialistas, existen personas que, incluso, pueden llegar a sustituir una de sus comidas por este tipo de complementos, sin que esto represente un daño para su organismo. Por lo general, estos productos tienen la ventaja de poder en una sola toma, aportar múltiples nutrientes como vitaminas, aminoácidos y minerales.

Muchos de estos productos tienen en su base de composición alimentos de alto contenido proteico –animal o vegetal. Por lo tanto, el consumo de suplementos proteicos puede ser equivalente a ingerir grandes cantidades de proteínas, e incluso mucho mayor, que platos de cocina elaborados a partir de alimentos naturales. Hay que tener en cuenta que se elaboran para crear concentrados proteicos sin que esto suponga grandes aportes calóricos.

Tipos de suplementos proteicos

En el mercado existen diversos productos o complementos proteicos. Esto se debe a que los suplementos altos en proteínas cuentan con un buen respaldo científico. Este apoyo científico ha sido comprobado a través de rigurosos estudios, en los que se hace referencia a los múltiples beneficios que tiene su ingesta para la salud.

Sirven los suplementos de proteínas

Los suplementos ricos en proteínas se venden de múltiples formas, tanto como proteína en polvo, como en alimentos sólidos. Las barritas de proteínas o las galletas proteicas son formas diferentes de encontrar los suplementos proteicos en el supermercado. Una forma muy común son los suplementos proteicos bebibles en forma de batidos.

¿Qué suplementos de proteínas elegir?

Escoge aquella que te resulte mejor. Hay presentaciones que traen mayor cantidad de producto, presentaciones del tipo viajero o las de tamaño normal. También, puedes elegir según el sabor que más te guste o dependiendo de cuál sea su alimento base.

¿Qué suplementos proteicos sirven?

Proteína de suero de leche

Son una buena opción ya que el cuerpo suele absorber sus nutrientes de manera muy fácil y rápida. Los suplementos de suero de leche poseen gran cantidad de aminoácidos esenciales y una buena proporción de glutamina.

Caseína

Son útiles para los momentos en los que el cuerpo no consume alimento por largos periodos, como en las noches, ya que su absorción suele ser más lenta y progresiva.

Proteínas de huevo

Tienen alto valor biológico, poseen albúmina y su velocidad de absorción es moderada. Se venden sobre todo en polvo para hacer batidos, o en forma de gel para añadir a postres.

Proteínas vegetales

Pueden ser a base de soja o leguminosas como las lentejas, habas o garbanzos. Son una buena opción para los que cumplen una dieta vegana ya que, además, suelen añadir menos calorías a la dieta y menos grasas.

Proteínas de carne

Ofrecen una buena proporción de proteína de alta calidad. Aportan los aminoácidos necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

*Recuerda consultar al especialista. Una ingesta adecuada de proteínas no debe ser insuficiente ni tampoco excesiva. Ya que su consumo en cantidades inapropiadas puede acarrear graves repercusiones como daños en el riñón. Garantiza tu salud aportando al organismo lo que necesita.

Ir arriba